cua

Entrevista a Iker Goikoetxea, Director-gerente, Kursaal (San Sebastián)

“Un palacio de congresos debe invertir, siempre, en innovación tecnológica”

– ¿Cómo valora la actividad congresual de los últimos periodos? ¿En qué aspectos está evolucionando?

Los últimos balances del Kursaal indican que hemos consolidado la recuperación que iniciamos en el 2014. Son crecimientos razonables -un 4% en ventas y de un 8% en resultados- y contamos con que ese crecimiento siga existiendo en 2016, lo que nos aporta una perspectiva de estabilidad. Y todo ello en un nivel de resultados sostenible, que nos permite ahorrar para poder invertir.

En los resultados de 2015 toma especial importancia la actividad congresual, que crece un 22% en ventas. Es un segmento clave, importante y critico no sólo desde el punto de vista de impacto económico, también de impacto de conocimiento porque cada vez son más abiertos a la ciudadanía, y por la exposición de centros de investigación, tecnológicos y empresas punteras del entorno. Por todas estas derivadas, es estratégico para nosotros y una prioridad desde el punto de vista comercial y los resultados avalan que competimos bien en el ámbito de congresos de hasta 1.500 – 2.000 personas, que es nuestro techo.

 ¿Qué retos son los que se han marcado desde el Palacio de Congresos?

Las previsiones para 2016 son positivas. Aspiramos a finalizar en la línea en que hemos terminado el 2015, con un crecimiento de en torno a cuatro puntos. Contamos con que, una vez más, ese crecimiento se sustente de una forma importante en el ámbito congresual, aunque también tenemos buenas expectativas en el ámbito cultural siendo 2016 el año en que San Sebastián ostenta la Capitalidad Cultural Europea.  Esperamos por lo tanto mantener la autofinanciación e incluso ahorrar para poder seguir invirtiendo.

–  Un Palacio de Congresos ¿En qué debe invertir?

Un palacio de congresos debe invertir, siempre, en innovación tecnológica, en estar permanentemente a la vanguardia en tecnología como elemento diferenciador claro frente a otras opciones menos especialistas. Por otro lado, como empresa de servicios, creo que es importante que el personal esté perfectamente formado y altamente motivado por lo que debe invertirse en formación.

Además es condición necesaria aunque no suficiente invertir en renovación y mantenimiento de todos los elementos que conforman la parte tangible de nuestra oferta.

–  ¿Qué congresos tienen previstos para este año 2016?

Kursaal será la sede de veinte congresos durante 2016. Entre los internacionales cabe señalar: la Cumbre Europea de la Diversidad Lingüística, en el marco de la capitalidad cultural de Donostia-San Sebastián 2016; el Congreso de Psiquiatría del Niño y el Adolescente (AEPNyA), con 800 asistentes y el XXII Congreso CIDEU (Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico Urbano), con el lema “El Futuro de las Ciudades: Los Grandes Desafíos”.

Entre los eventos de este año destaca especialmente el logro de que el Kursaal se haya convertido en la sede –en 2016 y en los próximos dos años también– del Club de Creativos, organización estatal que otorga los Premios Nacional de Creatividad Publicitaria, que ha congregado en abril en Donostia a alrededor de 1.500 profesionales de la publicidad.

En congresos médicos nacionales se pueden reseñar el de Alergología (en torno a 1.000  profesionales); Podología (700), Gineoncología (más de 500); GESIDA (Grupo de Estudio del sida con 600 profesionales) o Neuroraquis.

Gastronomika, Gestión de Administraciones Públicas, Endodoncia, Justicia Restaurativa son otros de los congresos previstos hasta llegar a una veintena.

Entre las ferias de este año destacan:

  • Feria de Clicks de Playmobil
  • Sevatur 2016, la gran feria del turismo
  • Feria del Stock
  • III Donostiartean
  • San Sebastián Gastronomika
  • Bodas Kursaal

–  ¿A qué sectores apunta el Palacio de Congresos?

Podemos competir a nivel internacional -hemos tenido grandes citas científicas y médicas- y, en cuanto a sectores, el médico tiene una importancia muy notoria, pero cada vez más, y con la lógica del desarrollo de I+D+I que Gipuzkoa está teniendo, tenemos oportunidad de que científicos punteros abanderen congresos y candidaturas casi siempre internacionales y de temáticas muy innovadoras y vanguardistas.

–  ¿Qué aporta el Palacio a la ciudad en cifras?

En  este escenario de recuperación y consolidación con el que cerramos el último ejercicio, es significativo también señalar el impacto económico que la actividad ha supuesto en Donostia y Gipuzkoa, que asciende a 44  millones de euros.

Para llegar a esta importante cifra, es de destacar que durante el año pasado se celebraron varios congresos de gran formato, entre ellos seis de más de 1.000 delegados.

–  ¿Qué ofrece este Palacio de Congresos a sus asistentes?

El Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal, inaugurado en 1999, es un conjunto arquitectónico de vanguardia en un edificio singular, galardonado con el Premio Mies van der Rohe al mejor edificio de Europa en 2001.

Situado en un lugar estratégico –en el centro de la ciudad, frente al mar Cantábrico y a la playa de La Zurriola– el Kursaal es un edificio diseñado por el prestigioso arquitecto Rafael Moneo. Cuenta con un Auditorio para 1.806 personas que alberga tanto  congresos como óperas,  conciertos sinfónicos, espectáculos de danza, ballet y otros acontecimientos culturales y artísticos. El auditorio de menor aforo acoge conciertos de cámara, congresos o reuniones de empresa, ya que tiene una capacidad para 624 personas.

El complejo dispone además de dos amplias terrazas de más de 5.000 metros cuadrados en las que se realizan conciertos y otras actividades como presentaciones de productos o cócteles, ya que son el más atractivo escaparate o lugar de ocio frente al mar.

El Kursaal es el escenario principal del  Festival de Jazz, del de música clásica más antiguo del Estado Español –la Quincena Musical- y del Festival Internacional de Cine y, en sus dieciséis años de trayectoria ha acogido grandes citas congresuales de ámbito mundial.

Una oferta diferenciadora del Kursaal es la restauración, a cargo del equipo del chef Andoni Luis Aduriz, un cocinero con dos estrellas Michelín. Y una opción única de este palacio es la posibilidad de que el mismo edificio sea un escaparate luminoso de la imagen y marca de las empresas que realizan aquí sus eventos. El cliente puede personalizarlo reproduciendo en la fachada de forma espectacular su marca, logo o imagen corporativa.

Por último, este palacio ofrece un servicio de calidad poniendo a disposición del cliente una atención personal y las más innovadoras dotaciones tecnológicas. Con un concepto de servicio integral, el Kursaal destaca por la flexibilidad y capacidad para controlar todos los detalles y necesidades que se planteen gracias a un experto equipo humano que participa tanto en el proyecto como en la realización del evento y gestiona una amplia oferta de servicios.

La política de calidad se traduce en haber sido pioneros en la consecución de diversas certificaciones en gestión como son la de Calidad Total, Gestión Ambiental, Accesibilidad Global y Prevención de Riesgos Laborales.

Como resultado de este empeño en la excelencia del servicio hay que señalar que entre los hitos del ejercicio 2015 destaca el grado de satisfacción de los clientes, que ha supuesto un récord histórico, con una puntuación media de 8,76. Es algo que sistemáticamente evaluamos todos los años, que nos parece muy destacable y creo que tiene mucho valor sobre todo desde el punto de vista operativo interno, pero que se traduce también en que los clientes puedan volver y puedan contagiar positivamente a su entorno.