cua

La nueva Junta Directiva de OPCE Cantabria habla

El presidente de la Asociación Cántabra de Empresas Organizadoras de Congresos y Eventos (OPCE Cantabria), Luis Gandiaga, nombra en la celebración de la primera asamblea la Junta Directiva que conformará la legislatura 2015-2019, que comenzó tras las elecciones celebradas el pasado mes de diciembre.

En esta segunda legislatura se han mantenido los mismos miembros de la Junta Directiva, con la incorporación de la vocal Nieves Collantes, quedando formada de la siguiente manera:

  • Jesús Delgado – Vicepresidente Económico
  • Carmen Sampedro – Vicepresidenta
  • Nieves Collantes – Vocal
  • Ruth Cervilla – Vocal
  • Koldo Diaz – Vocal Presidente de la Comisión de Servicios
  • Javier Dolz – Vocal Presidente de la Comisión de Servicios
  • Laura Gutierrez – Secretaria

En esta legislatura, tanto la Junta Directiva como sus miembros, persiguen un fuerte posicionamiento ante temas relevantes para el sector del turismo de reuniones (MICE). Un sector que, según datos emitidos por Spain Convention Bureau, cada uno de los asistentes a este tipo de actividades se gasta una media de 613 euros; destinando el 50% a la inscripción y el resto por al viaje y alojamiento. Además, emplea aproximadamente 87,34 euros en gastos diarios.

Ante estas cifras, OPCE Cantabria considera “vital” la defensa del sector ante las instituciones debido al impacto económico y la riqueza que esta industria genera para la región.  Para cualquier ciudad, grande o pequeña, la celebración de un evento es una fuente generadora de beneficios económicos, directos, indirectos e inducidos que afectan a múltiples agentes. Se trata de un elemento dinamizador que multiplica la demanda de servicios, genera empleo e incrementa la economía en múltiples ámbitos de la ciudad.

Por ello, ante una región que busca la desestacionalización del turismo, el turismo de reuniones y congresos se ha convertido en un sector estratégico para la consecución de dichos objetivos. Además, este mercado actúa como prescriptor de un turismo vacacional posterior.

En esta misma línea la Asociación demanda una mejora en las conexiones con las principales ciudades (Madrid-Barcelona) tanto por transporte aéreo como por ferroviario, lo que implica una mejora de la conectividad entre ciudades, ampliando las posibilidades de posicionar Cantabria como destino de turismo MICE. En este caso, actualmente Cantabria está compitiendo con otros destinos en inferioridad de condiciones por este elemento integrador del destino como es el transporte. Un factor fundamental en la decisión final del cliente.

Las infraestructuras también suponen una parte fundamental en la elección de la ciudad como destino de congresos, y es que aunque Cantabria cuente con Palacios de congresos, auditorios, recintos feriales y espacios singulares de excepción, debemos mejorar los servicios tecnológicos y técnicos como valores añadidos de la oferta.

Sin olvidarse de la defensa del intrusismo y la competencia desleal, en reconocimiento de la profesión para convertirse en referentes en la organización de eventos y reuniones. Ante este hecho es necesario conocer cuál es nuestra situación ante el mercado y cuál es nuestro rol en esta profesión.