cua

“Un paso más para los OPC y su posicionamiento en el sector MICE”

Hablamos con María José Gª Curto, presidenta de la delegación de Extremadura sobre la nueva regulación de las empresas de intermediación turística.

 

Esta nueva regulación ¿qué supone para las empresas de intermediación turística y de servicios de viaje?

Esta nueva regulación es el desarrollo de la ley 2/2011 de 31 de enero de desarrollo y modernización del turismo de Extremadura, algo esperado desde su publicación; además de una adaptación a las disposiciones europeas, a la evolución del mercado y sus necesidades; siempre beneficioso y necesario para las empresas y sus intereses. En particular, para las empresas organizadoras profesionales de congresos y eventos, que no están presentes casi en ninguna reglamentación, es un paso más al posicionamiento de los OPC y a su importancia en el sector turístico y de esta manera se les da un marco legal para su protección y defensa ante, por ejemplo, el intrusismo.

¿Qué aspectos aborda este decreto?

Fundamentalmente aborda la obligación de garantías y seguros de responsabilidad civil, como protección para los consumidores, para nuestros clientes y a la vez para las propias empresas de intermediación y organización. Al respecto de los organizadores profesionales, además, define y establece su marco de actuación y funciones, lo que contribuirá a que más de uno entienda nuestro trabajo.

¿Cuáles son los beneficios que trae para el sector MICE?

A la espera de poder tener datos y analizar cómo afectará en el tiempo, hoy en día, solo con la publicación, considero que ayuda a un mayor posicionamiento y reconocimiento de las empresas organizadoras y obliga a las que ya están operando en el mercado y a las que quieran operar en un futuro, a ceñirse a un marco legal hasta ahora casi inexistente, que debe contribuir a su defensa.

Todo esto para el sector MICE es beneficioso, contribuirá a una mayor profesionalización y a una mayor protección de las empresas que operan desde hace años “en un vacío legal”, además de una mayor protección para el cliente en aspectos tan importantes como las garantías y RC.

¿En qué punto se encuentra ahora mismo el sector MICE en Extremadura y cómo ves el 2020 con la implantación de este tipo de actuaciones?

El sector ha obtenido el apoyo de la administración regional, y como prueba, el nuevo Decreto; además de un presupuesto destinado a su promoción, que se había perdido en las últimas legislaturas. El cambio de gobierno a nivel local también ha posibilitado la toma de nuevos contactos y retomar proyectos paralizados que beneficiarán al sector MICE en las ciudades principales de la región: Cáceres, Badajoz, Mérida y Plasencia.

Ha habido un incremento en el número de empresas organizadoras y estimo que en el número de congresos y eventos (algo que no puedo afirmar con rotundidad dado que carecemos de datos oficiales). Lo que sí puedo afirmar es que no hay un incremento en las contrataciones de profesionales de la organización, paralelo al aumento de congresos. Sigue faltando el reconocimiento, respeto y consideración, de la necesidad de organizadores profesionales para congresos, jornadas y eventos de entidad nacional e internacional.

Confío en que, en 2020, con la implantación del nuevo decreto, al menos a nivel administración, aumenten las contrataciones a las empresas profesionales adaptadas al decreto y decaigan las contrataciones a consultoras y agencias de publicidad, entre otros, que no son organizadores.